Archivo | octubre, 2013

¡Cuéntame un cuento!

24 Oct

¡Cuéntame un cuento!“Había una vez”, introduce la expresión más anhelada en la mente de un niño o niña que se identifica con la loca idea de inventar una historia, como la de los dragones que viven en la montaña o el tigre del bosque que habita en las secretas fantasías infantiles.

Un cuento es como un rayo de luz en la mente de un niño o niña, de un lector, de un oyente, de un narrador de cuentos. La secuencia lógica de la narración se afianza; el antes y el después adquieren significado y la comprensión del proceso de inicio, nudo y desenlace de una sucesión de hechos, tan necesaria para visualizar la solución de cualquier problema, está en camino de su organización interna.

El cuento abre las puertas de la emoción, de la imaginación y de las destrezas lógicas más interesantes para pensar: secuencialidad, causa – efecto, inducción, deducción, analogía, entre otras.

La mejor manera de ser introducido en este universo es ser oyente de un narrador de historias. Una mamá, un papá, un maestro o maestra, una hermana o hermano, alguien entusiasta para sostener una historia cada noche. Como en las Mil y una, de las “Mil y una noches” contando historias.

Al leer un cuento, es muy recomendable que quien escucha también mire las letras que se narran, sobre todo si está a punto de aprender a leer. No siempre, pero cada vez que se descubran palabras generadoras para “enganchar ” experiencias de lecto-escritura y hallar así  la punta de ovillo en la madeja de la lectura.

Para favorecer este proceso, lo mejor es que el oyente adore el cuento y que este sea corto para que se lea en mil oportunidades, si fuera necesario. ¡Todos sabemos cuántas veces puede ser leído un cuento si este fascina!

Encontrar esta historia infinitamente repetida y adorada es el mayor tesoro en nuestra tarea de tender puentes generosos de lectura.

Enlace

Mal de escuela, Daniel Pennac

22 Oct

Mal de escuela, Daniel Pennac

Este libro narra la historia del novelista francés Daniel Pennac que padeció el Mal de escuela y ha vivido para contarlo. Otras historias similares muestran que los niños y niñas sobrevivientes a la mala práctica escolar pueden ser más creativos, flexibles e intuitivos que otros. Es es el caso del autor de este libro, a disposición de todos en el link adjunto.

Mal de escuela - Daniel Pennac

Vídeo

Preconceptos todo-nada, mucho-poco: previos a la noción de unidad

22 Oct

Para aprender matematica se requiere interiorizar la noción de unidad, en el concepto de todo y su contraparte: nada.

La teoría de conjuntos trabaja con estos preconceptos de manera constante. Mucho – poco, más – menos, grande – pequeño, van juntos en la lógica de las cantidades y amplían la comprensión del neolector hacia “Uno”.

Esta canción puede ayudar a interiorizar los preconceptos de cantidad si se aprende, se memoriza y se juega con ella de manera divertida. Es la versión original del genial Jairo Ojeda: Arriba y abajo, por los callejones, anda una ratita con 20 ratones.

http://www.youtube.com/watch?v=ieihUUpUKVA

 

El hermoso nombre de Águeda: las sílabas gue-gui

22 Oct

Cuando un neolector intenta descifrar su nombre, es decir su identidad, este se convierte en una palabra generadora de nuevas relaciones simbólicas. En el caso del hermoso nombre de Águeda, el método fonológico no apoya mucho a la comprensión de la u, que no suena.

Este es un caso especial en el aprendizaje de la lecto-escritura: el caso gue – gui, de las sílabas más complejas para aprender en la alfabetización fonética, porque resultan contraintuitivas. Las dos sílabas se enseñan juntas, luego de que hay dominio de los fonemas simples, tanto de letras como de sílabas.

Pero a la pequeña Águeda, para que pueda entrar en la dinámica de los nombres propios como método de lecto-escritura, con una comprensión intuitiva de su palabra de identidad, le serviría identificar gue-gui de manera global, como en la palabra “guerrera”, una mujer, y podría apoyarse en un caso específico, como en la conocida historia de Mulán o bien Kilago, la guerrera ecuatoriana del siglo XV.

Lo primero que aprendemos a leer y a escribir es nuestro nombre. Desde ahí se desencadenan casos similares, otras palabras, nuevos nombres que se suman al universo de la comprensión de los nombres propios.Captura de pantalla 2013-10-22 a la(s) 15.06.14

Para aprender matemática: ¡Khan Academy en español!

20 Oct

Cuando los neolectores han logrado descifrar significativamente el código matemático, descubren la noción de unidad y comprenden su sentido. Entonces ¡el cielo es el límite para dominar la operatoria matemática! Ocurre con este lenguaje lo que pasa con un lector experto en la lecto-escritura: motivado por una sensación de logro constante empieza a disfrutar con los retos de su nuevo lenguaje simbólico.

Para estos nuevos lectores simbólicos recomiendo sinceramente avanzar a su propio ritmo con Khan Academy.

Este es el portal de educación matemática más exitoso  del mundo. Lo extraordinario es que los mismos alumnos sostienen su notable reputación, motivados por vídeos demostrativos con una didáctica impecable que se pueden repetir en cualquier momento, además de ejercitación autoevaluada y cuidadosamente graduada para cada ritmo de aprendizaje.

En estos días se publicó Khan Academy en español, con muchas secciones traducidas del inglés sobre todo en el campo de la operatoria matemática, desde lo mínimo básico hasta niveles de cálculo integral.

Los interesados pueden conectarse y experimentar en este sitio:

https://es.khanacademy.org

La matemática es un lenguaje más para aprender a leer y a escribir

17 Oct

material base 10 otro

El lenguaje matemático es uno más de aquellos que se aprenden a leer y a escribir, es decir que se puede descodificar y también manejar comprensivamente. En el lenguaje matemático cuenta más la comprensión manipulativa que la comprensión simbólica en primera instancia, y una vez que un neolector pasa el umbral del descubrimiento, emplea la lógica y aprende matemáticas. El método de solución de problemas aplicado al aprendizaje de la lecto-escritura matemática se ha probado muy eficiente, tanto para neolectores como para lectores que necesitan mejorar su desempeño lógico matemático.

El método de los nombres propios

16 Oct

Nombres propios

En el método global, los nombres propios son palabras generadoras de imágenes que se presentan al lector como una unidad indivisible, con sentido completo.

Para un neolector no tiene razón de ser aprender un conjunto de marcas escritas e intentar descodificar su significado. El nombre propio se asocia como identificador de identidad y a partir de ahí tienen sentido sus componentes, como sistemas de signos que podrán asociarse entre sí o descomponerse. Es un hilo en la trama del aprendizaje por el que se puede entrar a leer: jugar, descubrir, reescribir.

Nuevos resultados de la prueba internacional OCDE – Competencias de lectoescritura en adultos de 23 países

16 Oct

Lectura, escritura y matemáticas: ¿qué tan competentes somos?

La prueba internacional de competencias básicas de lectura y matemáticas de la población adulta aplicada por la OCDE en 23 países (2013) es casi un fiel reflejo de su homóloga, la prueba PISA aplicada a niños y jóvenes en edad escolar (2011).
Finlandia, que nuevamente ostenta el primer lugar, tiene el menor número de horas de permanencia diaria en la escuela, en relación con España que tiene más horas de permanencia por alumno en instituciones educativas que todos los demás miembros de la OCDE y aparece en el último lugar con Italia y Estados Unidos.
Pero en Finlandia, el apoyo del Estado a las familias que se dedican a la educación de sus hijos e hijas durante su estancia en la casa es el más alto, sobre todo durante los primeros años. La calidad de vida y oportunidades de trabajo son temas de central atención, además del énfasis en la formación docente y en las prácticas escolares innovadoras con participación comunitaria. Es decir, es el sistema número uno en apoyo a las escuelas, a las familias y a la comunidad educativa.
También se ha vuelto a probar, al igual que en los resultados de PISA, que el mayor nivel educativo de las madres sumado a su orientación hacia la lectura y el aprendizaje tiene resultados positivos en los logros de sus hijos e hijas, incluso en la edad adulta.
Finalmente, hacer inferencias complejas usando conocimientos previos y datos ambiguos está en el primer lugar de los resultados para Japón, Corea, Finlandia y los Países Bajos; estas son competencias asociadas al salto cuántico que produce la lectura creativa sobre la mente de un lector experto: suponer, imaginar, crear.

El informe completo en el siguiente enlace:

http://www.mecd.gob.es/dctm/inee/internacional/panoramadelaeducacion2013informe-espanol.pdf?documentId=0901e72b816996b6

Imagen

Taller vivencial para padres & madres

16 Oct

Taller vivencial para padres & madres

Imagen

El Inventacuentos Mágico

16 Oct

Cuenta cuentos

Este procedimiento consiste en entregar una o varias láminas a los niños y niñas neolectores para promover ideas generadoras de una historia. El facilitador introducirá los elementos de la secuencia narrativa y los niños y niñas podrán contar el cuento que se escribirá en conjunto. Los elementos absurdos pueden dar lugar a historias fantásticas, no es recomendable entregar secuencias sino propuestas abiertas a la imaginación.

Vídeo

Para jugar con las vocales

15 Oct

La adquisición del ritmo apoya el aprestamiento y favorece los procesos lectores. La música es el medio más directo e inmediato para abrir una nueva perspectiva en la relación con las palabras. Esta canción ofrece una estupenda oportunidad para jugar con las vocales, favorece el ritmo y la aliteración. “El sapo no se lava el pie” (qué apestoso…)

Mi historia de lectura

15 Oct

Aquellos primeros años

La lectura tiene edades distintas y una historia que nunca es común. Cada uno de nosotros ha tenido una experiencia única e irrepetible con los textos impresos, ya sea para acercarse a ellos o alejarse todo lo posible. Nuestras particulares historias de lectura nos acercan al mundo de una forma distinta que vale la pena compartir para enseñar y aprender facilitando procesos de comprensión.

Mi historia de lectura fue maravillosa y terrible, por decirlo de alguna manera, maravillosa porque siempre tuve un cuento cada día que traía mi padre al llegar a casa, y yo devoraba para luego pintar con lápices de colores toda imagen que pudiera retocar. Fue terrible porque era el único barco navegando en el naufragio de mi escuela formal. Puedo decir sin temor a equivocarme o exagerar, que fui la peor alumna que un profesor podría tener en la escuela. Sobre cada libro de texto siempre hubo un cuento o un cómic y jamás las tablas de multiplicar que había que aprender repitiendo mil veces por cuarenta cinco minutos.

La lectura fue el puerto de mi educación disfuncional y me elevó por los aires hasta que decidí despertar a los quince años y asimilarme al sistema en los tres últimos cursos del bachillerato; una vez más gracias a mi padre.

Lo vi llorar por primera vez en mi vida cuando perdí finalmente el cuarto curso de secundaria y no pudo ocultar su desazón y temores respecto a mi destino. Imaginó que habría que mantenerme de por vida porque venía arrastrando mi ignorancia desde primer grado.

Pero yo leía y escribía. Ponía en el papel con mi propia letra cuentos asombrosos llenos de dioses y de héroes como los que había descubierto en la Ilíada y en la Odisea;  sabía lo que era una secuencia por haberla visto en las instrucciones de la Mecánica Popular o en las recetas de Cristy. Todo en mi vida era lectura y escritura, fue lo que me salvó.

Mi mal de escuela lo curó una buena maestra de literatura que sigue siendo muy querida amiga mía hasta el día de hoy. Me puso a escribir, me ayudó a encontrar mi propio método para editar, para publicar, para comunicar.

Lo demás ocurrió como consecuencia.

Cóndor.png